jueves, 28 de julio de 2011

Hace 34 años

Alguna vez escuché que cuando alguien se da a la tarea de escribirle cualquier cosa a alguien más, ese texto deja de ser del escritor. Por eso pedí permiso para compartir con ustedes un poco de la emoción que me tomó por asalto el 19 de julio. Ella cumplió 34 años, yo no pude más que agradecérselo y, quizá, hacer una sencilla crónica de todo lo que significa para mi.


Nuestra historia

Hace 34 años, a mis tres casi cuatro,

mi infancia tomó un sentido diferente
y no lo sabía.

Hace 34 años, tus ojos se encandilaron y
se robaron esa luz, se llenaron de ella
y ahora la compartes conmigo.

Hace 34 años, mi sonrisa de niño, tan simple
natural y sencilla se enchuecó por primera vez,
y buscó un reflejo igual, en espejo.

Hace 34 años empezaste a acumular palabras,
emociones, sentimientos, enseñanzas y aprendizajes.
Hoy, 34 años después, las compartes conmigo.

Hace 34 años, muchos miedos tomaron sentido,
se convirtieron en retos, en posibilidades remotas
cercanas...
maravillosamente nuestras.

Hace 34 años, mis brazos empezaron a sentir una ausencia,
a imaginar un cuerpo, otros brazos, sensaciones...
tu cuerpo, tus brazos, mi espacio.

Hace 34 años nació una huracán, no destructiva, vital,
con la fuerza capaz de cambiar mi eje de vida,
mi concepción del mundo, mis miedos, la luz, mi sonrisa.

Hace 34 años, a mis tres casi cuatro, mi mundo
tomó sentido.


Luis Eduardo Osorio Náser

Posted via email from ... what the cat dragged in

No hay comentarios:

Cuente el chisme