lunes, 20 de septiembre de 2010

Only the good die young...

Hay personas que aparecen en tu vida de una manera inesperada (bueno, creo que esa es una constante), pero hay algunos que llegan en el momento coyuntural y cambian algo en ti.

Ese fue el caso de mi amigo Pollo; lo conocí un tiempo antes de hacernos amigos; él estuvo en momentos de ruptura, de necesidad de platicas, de "cerrar filas". A Pollo lo vi triste una sóla vez en los casi 7 meses en que convivimos e hicimos una buena amistad. Igual sólo una vez lo vi enojado.

Hay muchas anécdotas que recordar y que he compartido con algunos en diferentes momentos.

Hoy hubiera sido su cumpleaños, seguramente el fin hubieramos reventado durisimo o a lo mejor hubiera estado escalando alguna roca lejana. Hoy lo extraño y lo recuerdo, tal y como lo hacemos todos los que pudimos compartir con él diferentes cosas.

For those about to rock, we salute you!

Posted via email from ... what the cat dragged in

No hay comentarios:

Cuente el chisme