miércoles, 26 de marzo de 2008

Comportamiento social en el coche

Hola, para este momento tomaré a Mijail como personaje (basado en Mijail Malishev), un sociólogo que se pone a observar las acciones y actitudes de la subraza conocida como conductores humanos. Mi investigación está simplemente basada en la observación (y mucho en la imaginación) de mis variados y siempre cambiantes "vecinos de periférico".

Es interesantísimo darte el tiempo de observar a la gente que maneja a tu lado, gracias a esta observación he detectado diversos comprotamientos de la fauna urbana que "avanza" en las vías "rápidas" que los acercan a sus trabajos o casas (dependiendo del momento del día) empecemos la clasificación con una pequeña división entre matutina y nocturna.

Fauna Matutina
Generalmente este es el momento en que se pueden observar los mejores comportamientos (seguramente todos están prohibidos) entre la fauna conductora. Desayuno, lectura, "coyotito", "mano de gato", SMS, llamadas, pláticas, canto, baile, risas, gritos, sacarse los mocos, agresión... de todo me ha tocado ver en el tiempo que llevo observando (y seguramente siendo observado al ser parte de) la manada encerrada en el coche.

Los desayunos son de lo más diversos, hay quienes llevan desde un tupper con fruta, cereal, café en termos (yo aplico esa), barritas de diversas marcas, sandwiches, galletas, "guajolotas" y hasta yoghurts. Lo interesante en este acto alimenticio es que el consumidor debe cuidar el no manchar su ropa o aguantar la marca de la culpa de los "cinco minutos más"...
La maquillada (desde el sencillo delineador y lipstick, hasta una reconstrucción digna de extreme makeover) es lo más normal y común que sucede en las conductoras; la pregunta sigue siendo... ¿cómo le hacen para delinearse los ojos con un arma punzocortante mientras avanzan y frenan en pequeños espacios?
El sueñito reparador o sietecilla o coyotito aplica perfecto en donde existan semáforos, es un poco más cómodo. Este también lo he aplicado.
Lo más interesante de todo este análisis de comportamiento es confirmar el nivel de "privacidad" que nos da un coche, es tan ficticio que por eso escribo esto. La próxima vez que maneje, hay que estar conciente que puede haber un Mijail, como yo, que analice lo que la gente hace... lo que imagino... es completamente diferente y muy amplio...

No hay comentarios:

Cuente el chisme