miércoles, 27 de enero de 2010

El crítico regresó al cine

Hace mucho no escribo sobre cine acá. He visto montones de películas... trataré de resumirlas un poco.

Avatar: dijo mi querida Gaby que en un futuro, sus nietos la verán en la escuela como ella vióNanook of the North, considerado como el primer documental de la historia. La producción es excelsa, cuidan cada detalle del 3D (que nunca lo había visto tan real), escenarios, sombras, luces, reflejos, TODO, absolutamente todo está muy detallado. Anoche anunciaron que era la película más tgaquillera de la historia. Eso para mi no le aporta valor.

Y ahora vienen las críticas: La historia no es mala, es MALÍSIMA (cito acá a Adriana que dijo que es como una mezcla de Titanic con Terminator y yo agregaría que un par de pitufos, Pocachontas y Crouching Tigger, hidden dragon).

Cameron debe dedicarse a producir, crear mundos y efectos espectaculares y nada más. Por favor que no escriba, creo que no lo sabe hacer de manera original. El buen Cam refritea y refritea, pero ahora en vez de un barco gigante es un árbol gigante. Y siempre la lucha entre el bien y el mal... En fin!

Lugares comunes: Fenomenal película de Adolfo Aristarain. Esta la vimos por recomendación de Mi viejo, quien tuvo la fortuna de verla en cine hace algunos años. Una historia impecable. Una pareja, los giros que da la vida, los planes, los deseos y miedos. Lo difícil que es librarse de muchos rituales.

Para mi la secuencia clave de estos Lugares Comunes es en el momento en que ella está por salir al hospital. Una toma semicircular lenta, sencilla, básica. 5 minutes standing ovation.

Personajes con los que, quieras o no, creas una empatía inmediata. Un guión ágil basado en el libro El Renacimiento. Es una historia de amor, de revolución, de lucha, de coraje, de stablishment. Una gran película.

Y como primera o última película del año me aventé New York I Love You, la versión americana de Paris Je T'aime (que, confieso, vi en cine como cuatro veces). Mismo formato, aunque con un hilo conductor más definido que el de la Francesa. Varios cortometrajes, varias expresiones, el debut como directora de Natalie Portman, del cual sale, a mi parecer, bastante bien librada.

Debo confesar también que esta película entré a verla con reservas, no estaba muy convencido (la experiencia me dice que los remakes "gringos" son una basura. Como muestra Vanilla Sky vs. Abre los Ojos y sobre todo City of Angels vs. Wings of Desire) y salí fascinado. Una historia maravillosa.

Regresemos a hacer críticas de cine desde mi perspectiva.

Agárrense!

No hay comentarios:

Cuente el chisme