domingo, 30 de mayo de 2010

El mejor ser humano

Hace cuatro años nació Mikel, el mejor ser humano en potencia.

El mejor mexicano que, con su lenguaje casi completo, entona el himno nacional Mexicano y hace que me den ganas de no tirar la toalla.
El mejor ciclista, el que ayer, trepado por primera vez en una bicicleta, con casco y todo el equipo, quiso emprender camino hasta la casa de sus abuelos... pero se cansó antes.
El mejor escalador de tíos... no tengo nada más que decir.
El mejor Peter Pan, que busca hacerse amigo de Garfio, pero antes luchar un poquito.
El mejor científico mexicano, que se la pasa buscando que investigar (y hace el rídiculo paso de "investiguemos" creado por su abuelo).
El mejor comediante, que nos saca terribles carcajadas involuntarias, las cuáles aún no sabe como interpretar y nosotros tenemos que aclarar el punto
El mejor geek, quién desde chiquititito se paraba frente a una laptop y sabía de lo que se trataba.
El mejor estudiante, el más aplicado, al que más quieren, el más selectivo. El que ahora dejó atrás los objetivos del programa de kinder 1
El mejor deportista de, prácticamente, cualquier especialidad (lo he visto batear y hacer gimnasia)
El mejor novio, aunque ahora una niña le haya roto el corazón por irse a vivir a otro planeta (Saltillo)
El mejor cineasta, porque empieza a entender el cine desde otra perspectiva
El mejor médico, historiador, RI, RP o lo que sea... en lo que emprenda será el mejor

Hace cuatro años nació Mikel, el mejor ser humano en potencia, el que nos hizo cambiar a algunos

Y mi hermana activó el chip de mamá, se volvió más luchona, con más ánimos, más tierna. Se convirtió en los ojos de alguien más, en su juguete, en esos breves empujoncitos para que remonte el vuelo.
Y su abuelo se deshizo de amor, de mimos, de chiqueos, de complicidades, de creatividad que le han generado las mejores sonrisas y las mejores carcajadas. Se convirtió en maestro (no frustrado) de ajedrez, de dominó, damas inglesas, gato. En el cómplice de rompecabezas, de travesuras, de juegos...
Y su abuela se convirtió en la leona más sabia de la manada, la que cuida a la distancia y es capaz de dejarlo todo por defender el futuro. Volvió a ser maestra y le enseñó los números, las letras, palabras, frases. Se convirtió en autoridad ligera, en enfrentamientos, en guía)
Y yo me convertí en el tío que le solapa, que le orienta, que le enseña cosas que no debería saber, en su juguete. Y él me convirtió en un ser que sólo él ve y viajamos juntos y solos a ese mundo que nadie más podrá conocer ni compartir. Me convirftió en un egoista que dará su vida por él, que se morderá los labios al oirlo llorar por tantas cosas, el que le enseñará como evitar otras y como manejar las que no se pueden evitar. Mikel me convirtió en lo que él quiere, cambio de acuerdo a sus deseos.

¿que por qué lo hago? ¡Porque él será el mejor ser humano del mundo!

Posted via email from ... what the cat dragged in

2 comentarios:

Miss Congeniality dijo...

No sé cómo sea tener un hijo, pero sé que un sobrino te cambia la vida en muchas formas, que es capaz de hacerte perdonar un millón de cosas y superar otras tantas diferencias, que hacen de ti lo que quieren y que en efecto, te hacen no tirar la toalla.
Tienes toda la suerte de tenerlo cerca y de ser su cómplice.
Lo he dicho y lo reitero, Mikel es un niño súper afortunado por tenerte a ti.
Disfrútense y échense mutuamente a perder!
Beso,

Mario Osorio dijo...

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡GUAU... GUAU...GUAU!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Cuente el chisme