lunes, 21 de enero de 2013

Django Unchained... Tarantino hace lo que se le da la gana

Django-unchained-poster_span

Es muy difícil hacer una reseña de algo de lo que eres fan... y precisamente de eso hablamos hace unos días en la comida, pero intentaré hacerlo... por cierto, si viviste en una cueva, esto tiene un poco de spoilers.

Django Unchained es, sin lugar a dudas, uno más de los caprichos de Tarantino, el que fuera considerado el chico malo de Hollywood. Tenía ganas de hacer un spaghetti western y ¡zaz! lo hace y a lo grande.

Es una historia de amor, rodeada de mucha sangre (algo nada nuevo en el cine de Quentin), diálogos sencillamente perfectos, actuaciones que, mucho más allá de la de Christoph Waltz, hacen que odies o ames a los personajes, fotografías, chistes, paisajes y miles de referencias, tanto al propio cine de Tarantino, como a otras películas del género.

Django (Jamie Foxx) es un esclavo enamorado, vendido de acá para allá y, podríamos decir que rescatado, por un cazarecompensas (Christoph Waltz) que lo necesita para mantener el negocio, mismo que, casi casi en un rollo fraternal, le transmite.

Detalles fenómenales hacen de esta película, un nuevo clásico... digo, nada nuevo para los Tarantino fans y todos aquellos que ahora sí están llenando las salas de cine.

Emocionante, fuerte, con diálogos que no pueden estar mejor hechos. Humor negro, humor blanco, humor involuntario y hasta sarcástico... Sin lugar a dudas, ese Tarantino, hace lo que quiere, y logra que cada actor haga un trabajo del que no lo podremos despegar tan fácilmente.

Y recuerden... la D es muda.

Posted via email from ... what the cat dragged in

No hay comentarios:

Cuente el chisme