martes, 8 de abril de 2008

Pláticas de coche

Una de las interesantes cosas que pueden sucederle a alguien mientras va en un coche con alguien más, es tener una de esas simples pláticas; normalmente son pláticas sin importancia, con amplio contenido de simpleza, con historias cómicas y expresiones fuertes; irreales comentarios, alucines importantes (seguramente generados por el exceso de monóxido de carbono respirado en el tráfico), o incluso confesiones de todo tipo...

Pero eso si, las pláticas de coche son básicamente superficiales (o al menos así deben ser), porque no se puede mantener la calma en un espacio tan pequeño en el que estamos condenados a permanecer encerrados por una importante cantidad de tiempo sin ninguna otra cosa posible por hacer...

Las pláticas de coche pueden hacer salir lo mejor de nosotros y hasta nuestros alter-egos

No hay comentarios:

Cuente el chisme