martes, 2 de junio de 2009

¡¿Cómo no te voy a querer?!


Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México, y toda su apasionada afición, volvimos a ser campeones, nos levantamos con el sexto título en los 55 años que lleva el equipo.

Soy de Pumas porque estudié en la UNAM (y ese es mi más grande orgullo profesional y personal). Soy de Pumas porque mis mejores amigos me mostraron el amor a la "piel" hace varios años. Soy de Pumas porque cuando los volví a ver me gustó su ritmo de juego, la coordinación del equipo, el amor por lo que hacían. Soy de Pumas porque quise serlo y disfrutarlo.

Me emocioné, grité, brinqué, insulté, sonreí, reí, brinqué más, abracé al Viejo que se emocionaba (y seguramente divertía) viendo mi desquicie, sufrí, sufrí mucho, lo compartí a la distancia con mi compadre (quien me mandó un mensaje), con mis amigos de años y con mis amigas de meses, con mis seguidores y seguidos en Twitter, me desgañité como si estuviera en el Hidalgo, la emoción se me salía por la piel. En fin, VIVÍ, en primera persona el partido y el campeonato.

Lo sigo disfrutando, lo sigo recordando y me emociono nuevamente. Gracias Dante (por los dos), gracias Barrera por el del triunfo, gracias Palencia por los pases, gracias Pikolin por subir tu nivel de juego (jajaja), gracias Verón, por el liderazgo y dominio en la defensa, gracias Leandro por entender el nivel y dar espacio, gracias Iñiguez por la entrega, gracias Bernal por esos dos tiros desviados milagrosamente, gracias Chiapas por no dejarte pasar, gracias Juárez por, tras haberte equivocado muy cabrón, salvar el arco, gracias Toledo por regresar y seguir luchando, gracias Bravo por desequilibrar y generar la expulsión, gracias Castro por aguantar, gracias Chispa por el carácter mostrado toda la temporada, gracias Ferreti por coordinar, leer al contrario y detenerlo.


¡México, Pumas, Universidad!

2 comentarios:

Elisa dijo...

Siguiente final: Pumas-Chivas... agárrese!!! XD

gabyx_kiddo dijo...

Debo decir que soy cero fan del soccer, pero el haber estado con un verdadero Puma como tú en dos de los partidos realmente me hizo emocionarme... Me contagiaste todo el amor a la camiseta (o piel, como ustedes dicen) por un momento...
¡Felicidades por el triunfo!

Cuente el chisme