miércoles, 21 de octubre de 2009

... y hasta el gusto de ser un irresponsable...

Disfruté un poco el abandono a este blog... Vacío, sin palabras, ausente.

Sentí culpa cuando vi que el número de seguidores había aumentado, sentí culpa por fallarles, pero el gusto de ser un irresponsable me ganó nuevamente.

No han sido las mejores épocas, aunque si ha habido muy buenos momentos.

Les ofrezco una disculpa sincera, pido perdón por abandonarles, por abandonarme en algo que no soy y no me gusta ser... Si has conocido un poco más del esquizoide que está detrás de estas letras (o del otro lado de la pantalla) por este espacio, te ofrezco una disculpa y me pongo a tus órdenes para cualquier reclamación... He sido el peor, he perdido mucho...

Ahora me obligo a escribir y empiezo... ahora me daré el tiempo.

Te agradezco tu paciencia y, si así lo consideras, el seguir leyendo este espacio. Si decides no hacerlo más, asumo la responsabilidad y con pena, me despido de ti.

¡Buenas noches!

3 comentarios:

Diana dijo...

Pues entonces, hagamos un trato, porque aunque no se le había escrito comentarios (en caso particular), en efecto, se le leía... Entonces, aquí seguimos, Leyéndole! ... Y que conste, que están de por medio estas letras para recordarle, que se ha hecho un Trato!

Elisa dijo...

Gracias por escribir otra vez! Sí, la verdad nos tenías olvidados. No pasa nada, todos de repente dejamos de lado ese blog (ejem, ejem...) Welcome back!!! =)

La D dijo...

ya era hora... qué bueno que estás de regreso

Cuente el chisme