lunes, 2 de noviembre de 2009

Buscando una canción

Hace algunos lustros, tuve la suerte de conocer MUY brevemente a un compositor cubano. El encuentro fue en una "peña cantante" del norte de la ciudad de México. El cubano venía de paso en un viaje que terminaría en el Congo o Angola (ojo, nada que ver con la historia de la relación bélica entre países).

El fin de semana que lo conocimos todos los del staff de El Sapo, fue como músico invitado, alguno de los artistas "de cajón" le dio un cachito del escenario para que tocara un par de cosas. Uno o dos covers de los tradicionales troveros cubanos y una canción propia. Una hermosa canción propia.

El Músico Cubano se fue, a la mañana siguiente salió hacia su destino y nunca más nadie lo volvió a ver.

Los rumores cuentan que hubo un accidente en una carretera del país centroafricano que llenó su boca de tierra y la vació de palabras. El país que colocó en sus manos metal, cristales, sangre y quitó cuerdas, notas, acordes, puentes...

Poco tiempo después Fernando tomó y recompuso un poco de esa canción, pero era algo parecido. Todos lo perdimos... pero algunos recordamos algo.

Lluvia, viento y fuego
para tu estación
que se levante y de un golpe arranque
lo malo
de tu corazón.

Y al ______ un poco
tu sabrás muy bien
que alguien te espera
pero nunca te mueras
porque moriré yo también.

Dicen los rumores que si no está en google, youtube, wikipedia, twitter o facebook, nunca existió.

Yo la escuché un día, en voz de su autor.

La escuché un par de veces más de la guitarra y voz de Fernando.

La escuché varias veces de la boca de Ileana...

Existió y sé que puede estar en algún lado de este mundo virtual.

1 comentario:

Elisa dijo...

Qué historia. Es una pena que se haya perdido alguien así. Se me puso la piel chinita nada más de leer no sólo la letra de la canción, sino tu encuentro con él...

Cuente el chisme