miércoles, 21 de enero de 2009

El Cronista meets El Socio(pato)lógico

Dinero, Spam y recuerdos

Selecciones del Reader's Digest está irremediablemente ligado a mi infancia.

En casa de mi abuela, en León, existía una enorme colección de esos pequeños libritos dadores de tantas "perlas de sabiduría" que al común denominador del pópulo le sirven para hacerse pasar por "leídos".

Creo que todas y cada una de las idas al baño en casa de la abuela en aquellos tiempos, era acompañada por un librito: "Citas Citables" "La risa remedio Infalible" "Enriquezca su vocabulario", alguna historia de vida sorprendente (recuerdo bien la de unos personajes que casi mueren congelados al caer su auto en un río), amarillismo en letras interminables, cuestiones de superación personal (cuando aún no existía el término), dietas, tips, anécdotas... todo en Times New Roman.

Haciendo memoria recuerdo que el Selecciones más "viejo" que leí allá fue de 1959 ó 60. En aquel entonces las portadas eran reproducciones de pinturas impresionistas; la publicidad era algo mucho más sencilla y hasta cierto punto directa.

Es probable que la abuela hubiera estado suscrita a esa revista por más de 40 años.
___________________________________________________

Recuerdo también una emoción muy interesante de recibir, creo que cada semana, un sobre de Selecciones que nos hacía casi casi ganadores de ungranmotóndedinero; tenían cosas muy interesantes, que si la llave dorada, que si el raspar algo y si salía X número, que si los lingotes de oro (eran de cartón pero se convertirían mágicamente en "di'oro" si mandabas el sobre adjunto) y un sin fin de "espejitos" para mandar tus datos y al final suscribirte a Selecciones y ganar algo ultramaravillosoeinseperadoquetecambialavida.

Muchas veces me vi tentado a mandar los sobres imaginando a la familia bañada en oro, con arcas como las de Rico McPato llenas de dinero en el cual se podría nadar.


Un día mi viejo me dijo algo más o menos así: "si fuera tan fácil que alguien ganara ese dineral, todos serían ricos"... MADRES!! empecé a analizar el marketing y las campañas outbound sin saberlo.


Nunca mandé ningún sobre... o a lo mejor si, pero no me acuerdo.
__________________________________________________

Hoy por hoy, el spam que realizaba Selecciones se ha mejorado y "adaptado" a la época moderna. Recibí hace rato un email de Selecciones en el que me informa que soy tan suertodote que ya pasé dos etapas de eliminación y ya estoy a un paso de la gran final.

Por mera curiosidad le entré a ver de que se trataba (no pensaba dejar ningún dato que pudiera acercarlos a mi, por supuesto no lo hice). Tras varios clicks y de una página a otra, diseñadas exactamente con el mismo look and feel de aquellas viejas promociones, me dijeron que para ganarme el dineral, había que inscribirme a la revista y entonces en TV Azteca podría ser el ganador. No lo hice.

Mi abuela no ganó nunca nada en "metálico", pero si muchas risas, varios recuerdos (que perdió luego), muchas hojas que doblar-cortar, "perlas de sabiduría"...

No hay comentarios:

Cuente el chisme