jueves, 25 de febrero de 2010

Te quiero... pero como amigo

Divertido cortometraje mexicano. Interesante y demasiado cierto, además.

La pregunta es... ¿por qué un sinfin de personajes en comerciales (TV y Radio) y en cortos de este estilo socio-crítico-lógico se tienen que llamar Luis?

¡Carajo! Eso es material para mucha crítica y carrilla. Pero vale la pena aclarar que el karma es sólo del nombre...

Posted via web from ... what the cat dragged in

No hay comentarios:

Cuente el chisme